dissabte, 7 de març de 2020

Últims microrelats

NO TUVE OTRA OPCIÓN 


La olvidé sin quererlo, lentamente, como todas las cosas de la vida. Yo no quería, pero no tuve otra opción. No podía dejar que su imagen me rondara por la cabeza toda la vida. Pero nuestra historia se volvió a repetir tiempo después, con Charlotte, una de las mujeres más bellas que he visto jamás. Fue amor a primera vista, así que, decidí seguirla, como hice con todas las demás. Estuve un tiempo siguiéndola. Puede que días, semanas o incluso meses. Hasta un 25 de agosto de 1994, que ella se detuvo y me habló. Estuvimos horas hablando, y me enamoré todavía más de ella. Era dulce, inteligente, interesante e ingenua. Era sencillamente perfecta. Volvimos a quedar unos días después. Pero yo no podía esperar, así que no paré de seguirla. Si, ya se que con la última todo esto no acabó bien, pero Charlotte es diferente, con ella todo tenía que ir bien. O eso pensaba yo. Pero desgraciadamente esta es la historia de como Charlotte Allard falleció el 30 de enero de 1995.
-EFÍMERO


Ella

Apareció como un soplo de brisa en verano, breve pero rejuvenecedora, no supe muy bien como llegó a mi vida, simplemente ocurrió. 

Me fascinaba todo sobre ella; sus ojos que parecían contener mundos en ellos, tenían una profundidad cegadora. Además, con aquel color azul claro, era imposible no recordar el sonido de las olas rompiendo en la orilla. Su cuerpo parecía esculpido por los mejores maestros de la antigua Grecia. Con aquella luz tenue del amanecer que se filtraba a través de la ventana, se podía visualizar a contraluz su contorno, que igual que un violonchelo recién pulido, esperaba encontrar al
músico adecuado que consiguiera entonar la mejor de las melodías: su risa. 

Parecía inolvidable, una de esas personas que marcan tu vida, que siempre se quedan a tu lado, sin embargo, la olvidé sin quererlo, lentamente, como todas las cosas de la vida. Se desvaneció su sonrisa, sus lágrimas de cristal, sus dientes aperlados y finalmente ella. Me quedé sola, abandonada y condenada a recitar en prosa los pocos recuerdos que aún conservo de aquel ángel caído. 

Cavila.

INSEPARABLES

Res més obrir els ulls, el que primer em ve al cap ets tu i la necessitat de tocar-te, acariciar-te, sentir-te amb jo.
Em batega el cor molt ràpid quan et veig davant meu.
Em fic a plorar quan sé que no estàs al meu costat i em fic histèric quan te'n vas de les meves mans.
Em crea ansietat sentir que et puc perdre i, a vegades, confesso als meus amics que aquesta relació de dependència és tòxica.
Sé que jo no et faig tanta falta com tu a mi i m'he adonat que no puc viure ni amb tu, ni sense tu.
Ets la pitjor addicció que he tingut mai, la teva existència em preocupa tant a mi, com als del meu costat
Per culpa teva, a cada consulta del psicòleg, sempre em repeteix successivament: "la teva addicció al telèfon mòbil t'ha causat greus problemes psicològics, apaga'l, i comença a viure la vida real i no a través d'una pantalla".

Leonardo da Vinci

Quina és l’hora d’anar a dormir?

Durant molt de temps he anat a dormir d’hora. Les campanes de l’església donaven els tocs monòtons que em manaven ficar-me dins els llençols per tancar els ulls. Jo començava a donar voltes amb l’esperança de poder dur a terme la tasca encomanada. Els batecs del meu cor els hauria de deixar a un costat fins l’endemà. Alguns dies el pols d’aquest s’escandalitzava i em colpejava amb força. “Encara no”, li deia jo: havia d’esperar el senyal de la campana. De sobte, m’adono que he oblidat preguntar per mi. Vull desfer-me dels llençols i obrir la finestra. Descobreixo l’espectacle on les estels regalen llum i em sorgeix un nou dubte. Va la meva hora d’anar a dormir d'acord amb el so de les campanes?

Cercis siliquastrum


FRÍO Y DULCE AMOR

Ella iba por la oscura calle en una fría noche. Caminaba por los callejones, con su rostro pálido. Atravesaba las paredes hasta llegar a su destino. Lo miraba desde fuera a través del cristal de la ventana. Y no entendía por qué lo había hecho, había perdido la oportunidad de estar junto a él. Ahora tenía un dilema en su mente. Preferiría no hacerlo, pero tenía ganas de volver a estar junto a él. Sabía que si entraba, él no la vería. Pues había perdido su color y su belleza.
En el silencio, él notó una bonita presencia con la que soñó durante toda la noche. 


Urraca Parlanchina


AQUEL DOLOR 

Y aquí me encuentro a las tres de la mañana, solo, desesperado, desorientado con los ojos ensangrentados, sentado debajo de una farola que casi no alumbra  con un cartón de vino Blanco en la mano . En cuanto terminé de beber, me levanté, caminé y caminé sin rumbo hasta que a lo lejos vi una azotea y se me ocurrió  poder tirarme con tal de que este gran dolor que siento en el pecho se me fuera. 
Allí se encontraba un hombre alto, de piel negra, despeinado y con una larga barba el cual me preguntó que por qué iba a hacer eso siendo tan joven, a lo que yo le respondí : 
La olvidé sin quererlo, lentamente, como todas las cosas de la vida , pero sin ella no puedo vivir, y ella sin mí, sí.
Tras esas palabras me balanceé, dejando caer mi cuerpo débil hacia la nada, pensando que por fin ya se acabara ese dolor.

- car

¿ LIBERTAD O LIBERTINAJE ?

Mientras suspiraba el aire contenido observé el temible ocaso de mi libertad.
El repique de llaves acercándose declaraba mi eterna penitencia, mis ojos clamaban por una piedad insignificante a ojos de cualquiera y si tuviera que llorar por ella, preferiría no hacerlo.
Denigrantes gotas de sangre cubrían mi anatomía y aquella cegadora oscuridad nublaba mi juicio, alabando e incitando aquel acto de libertinaje...

KITLOVEKAT

AÚN PIENSO EN TI

Me sentí impotente al saber que tú ya no estabas, frustrada y triste, porque yo sabía que ya no te volvería a ver nunca más, no quería perderte pero yo no pude hacer nada. Fuiste un ejemplo para mí, como para la gente que te rodeaba. Sé que hay que ser fuerte y seguir con nuestra vida, pero a veces es muy duro sin alguien que estaba a tu lado. Aún te sigo recordando y siento un vacío en mi corazón al saber que tú has vivido conmigo y ahora ya no estás a mi lado. Me acuerdo cuando me llevabas a pasear por el campo, pero ahora es un simple recuerdo el cual no puedo compartir en tu regazo. Me enorgullece haber sido tu bisnieta y haber compartido momentos tan bonitos a tu lado. A veces uno piensa que en verdad no somos nadie, pero mi abuelo fue alguien y me dejó muchas cosas, así que no penséis que no valemos para nada, simplemente vivid, disfrutad, como he hecho con mi bisabuelo con todos los años que le quedaban.

Rimbaus

LENTAMENT
No ho puc entendre, per què te n'has anat? Tots els dies amb tu al costat, per què ara! Per què te n'has anat? Estàvem bé i tan enamorats... Per què ara! Per què te n'has anat? Estic desesperat, no sé què fer, ara no puc viure amb tu ni sense tu, així millor no viure, sense tu al costat... Per què ara! Per què te n'has anat? Ja no viuré més i a tu no et tocaré més, no et sentiré, ni t'abraçaré. Lentament, me'n vaig perquè tu aquí no hi ets, Per què ara! Per què te n'has anat? Poc a poc seré un record mentre la sang s'està abocant. Veig borrós i ja no hi puc, pensar. Adéu estimada, que ja no et veuré més, ara seràs un pensament que fa voltes per la meva ment.

Rimbaus


Aquí estaba        

Preferiría no hacerlo, pero aquí estoy esperando a que venga alguien y me recoja. Aqui

estoy, medio muerto tirado en el suelo con trescientas rosas morenas de sangre en mi camisa. Aquí estoy, viendo como mis familiares están desconsolados llorando por mi alrededor.

Desesperados, estresados, enfadados y desconsolados esperando a los servicios
de emergencia. Ahí estaba hace un momento, balanceándome desde el decimoquinto
piso en pleno centro de Madrid. Yo ya me voy, pero mientras tanto escucho un
montón de sirenas que vienen hacia mi. Ahora me arrepiento, pobre de mi madre y
pobre de mi padre, pero pobre de mí que me he ido por ti.



Sergi



Cap comentari:

Publica un comentari