dimecres, 23 de maig de 2018

UNA MIRADA FOTOGRÀFICA A LA VIOLÈNCIA DE GÈNERE

Aquets dies la biblioteca té el plaer d'oferir el seu espai per a la magnífica exposició de fotografies que l'alumnat de l'Escola d'Art ha fet en el marc de la matèria de Cultura Audiovisual. No us les perdeu!







dissabte, 21 d’abril de 2018

Guanyadors del II Concurs de Microrelats

El dia 20 d'abril, durant la celebració del Dia del Centre, es va reunir el jurat format per:

  • Àlex Pitaluga, representant de l'equip directiu,
  • Masabel Màrquez, representant de la comissió de la biblioteca,
  • Fina Matutes, en qualitat d'experta,
  • Laura Añibarro,  representant de les famílies,
  • Laura Ródenas, representant de l'alumnat,
que van decidir atorgar el premi al millor microrelat a:
  • Pilar Camacho, alumna de Cicles Formatius, en la modalitat de microrelats escrits en llengua castellana d'alumnes de 4t, batxillerat i cicles.
  • Noemí Rey, alumna de 3r d'ESO, en la modalitat de microrelats escrits en llengua castellana d'alumnes de 1r, 2n i 3r d'ESO.
  • Sergi Martín, alumne de 2n de batxillerat, en la modalitat de microrelats escrits en llengua catalana d'alumnes de 4t, batxillerat i cicles.
  • Judith Tur, alumna de 3r, en la modalitat de microrelats escrits en llengua catalana d'alumnes de 1r, 2n i 3r d'ESO.

I què millor per celebrar el DIA DEL LLIBRE que rellegir els relats guanyadors!



A LO MEJOR SIEMPRE HE ESTADO ALLÍ

Tengo miedo, por qué siempre empiezo algo diciendo la palabra "miedo", es que vivo siempre con el y nunca soy consciente de ello? tengo miedo de haber vuelto a ese estado de cansancio, donde nada me importa (o me hago creer a mí misma que es así), tengo sueño las 24h del día, estoy cansada de seguir con esto y de que cada día que me levanto sea una lucha más contra lo que me rodea. Me gustaría dormir un tiempo, y que cuando despierte, como en las películas,  el dolor de nudo en el estómago ya no esté, las preocupaciones se han ido así sin más, ni siquiera recordaba qué situación me llevó a esto. Y vuelvo a tener miedo, miedo de haber vuelto a caer en ese pozo del cual me costó mucho salir...
Quizás pensándolo mejor, a lo mejor siempre he estado ahí, lo único que ha pasado es que lo olvidé por un tiempo…
Pilar Camacho


Simples palabras
Con buena letra escribió las siguientes palabras a la chica de la primera fila:

       Me gustas, y deseo un beso tuyo, te espero en la esquina al final de las clases.
                                                                       
                                                                                   Jorge

Dobló el simple papel y se lo pasó a su mejor amigo Diego para que lo entregara.
Al final de las clases esperó en la esquina y cuando escuchó unos pasos cerró los ojos por el nerviosismo, giró sobre sí y le plantó un beso a aquella chica. Al separarse abrió los ojos esperando sus ojos grises pero en vez de esos vió los ojos marrones de Diego.
A partir de ese día no volvió a fijarse en las chicas

Noemí Rey
Mort
 Una nit, un ball amb la donzella més bella. Cor pres, la mirada fixa en les seues sinuoses formes. Dues siluetes dansaires, una emmascarada pel temor. Delicades passes, que condueixen a una habitació fosca. Un llit, pell pàl·lida que abraça amb delicadesa. Una besada al front, ulls que cauen lentament pel seu propi pes. Silenci, només resta la figura blanca.
¿No és polida l’ànima que expira quan és la mort qui se la emporta?
Sergi Martín

SALTA

El seu cor bategava amb força, mentres la freda suor lliscava per la palida cara.
El vent jugava amb els seus rinxols xops per la forta pluja.
Asseguda des de la vora d'un sèptim pis solament un pensament és passejava al seu cap.
Saltar?
La por li corria per les venes tallades i el suor s'ajuntava amb llàgrimes d'angoixa.
Els seus peus  descalços és balacetjaven llestos per l'impacte.
Aquella trista carta que havia deixat a l'escriptori es veia per la finestra.
Cada crit, cada insult que recordava era com un cop en sec a l'esquena.
Deixant-la tan buida com una closca sense llavor.
La mort l'obserbava des de abaix amb els braços oberts per refutjarla amb una abraçada.
Era l'hora, solament lamentava deixar al seu gos estimat amb totes aquelles horribles persones.
Amb últim sospir és va arma de coratge i és va llançar als braços de la seva nova amiga vestida de negre.

Judith Tur


dimarts, 10 d’abril de 2018

Últims microrelats

Mors
 
  Una nit, un ball amb la donzella més bella. Cor pres, la mirada fixa en les seues sinuoses formes. Dues siluetes dansaires, una emmascarada pel temor. Delicades passes, que condueixen a una habitació fosca. Un llit, pell pàl·lida que abraça amb delicadesa. Una besada al front, ulls que cauen lentament pel seu propi pes. Silenci, només resta la figura blanca.
¿No és polida l’ànima que expira quan és la mort qui se la emporta?

Abaddon
Capitán

Capitán era, y capitán siempre  sería. Ya lejos de la mar como en medio de ella.
Un día me encontré con una sirena. Aquella sirena al escucharme decir lo que era se hecho a reír y dijo:
-¿Tú capitán? Pero si no tienes grumetes. Y este barco ni siquiera es tuyo. No eres capitán.
Sus risas y sus palabras no me dolieron puesto que tenía razón menos en una cosa. Yo sí soy capitán.
-Te equivocas, sirena. Sí soy capitán, soy capitán de mi vida. Hago lo que quiero y cuando quiero sin que nadie me frene. No como tú, que eres prisionera de nadar por siempre en estas aguas.
                                                                                Rey


LES EMOCIONS AL MEU DIA

Al llarg del dia, observo a la gent, pot parèixer estrany però, és així, miro si estan feliços, tristos o enfadats.
Qualsevol cosa que jo vegi que li passa a una persona, faig el possible per aconseguir la felicitat d’aquella mateixa.
Si veig a una persona tirada al carrer, li compro alguna cosa per menjar, si una persona no ha tingut un bon dia, encara que no la conegui, faig un petit gest per intentar veure-li un somriure, encara que el gest, només sigui donar-li els bons dies. Una persona trista, és més difícil d’animar segons la situació, no puc fer molt però intento dir-li alguna cosa com: tot anirà bé, no et preocupis.
En canvi, quan jo estic tenint un mal dia, no faig res perquè la gent s’adoni que estic patint per no preocupar al meu cercle d'amics i familiars. Malgrat tot, de vegades, m’agradaria que una persona, com jo, em diguès alguna cosa quan vegi que no estic bé, però, ningú ho fa. La societat d’avui en dia, va a la seva. De vegades….em sento sola.
Primavera

Lucidez

  Anduve por su calle,  mas ella ya no estaba. Tan sólo restaba, regocijándose, en la imagen que de mis recuerdos quedaba. Seguí por aquella senda, pero las voces atormentadoras no sosegaban. Un leve rumor, una risa escalofriante y un chillido desgarrador… un breve suspiro mío al probar de vislumbrar aquello que ya se perdió. ¿Dónde se fue, alma mía? ¿Por dónde se marchó, dichosa psique? Puesto que sin ella, la vida es pesar y la razón… locura.

Rey Tuerto


                                                                                       

dijous, 22 de març de 2018

Cinc microrelats.



Mi rutina mañanera

Al despertarme abro la ventana esperando a que algún día aparezca mi Romeo o mi principe azul, o simplemente alguna persona que me ame de verdad tal y como soy. Después voy al baño me limpio la cara, me miro al espejo imaginando una sonrisa en mi rostro y me digo a mí misma en voz alta "te quiero". Por desgracia, se que no es real, solo es un pensamiento idealizado de mi vida. Entoces rompo a llorar, pero en silencio y sola, para que mi madre no me escuche, porque ella es la única razón que me queda para seguir viviendo. 
                                          
 Mónica de Troya

LA OSCURIDAD

- Llegas de noche a casa, después de un largo día de trabajo y sólo piensas en descansar. Buscas en la oscuridad el interruptor de la luz pero otra mano ya está ahí.

                                                                                   Maléfica

Silbidos al cantar

Lejos de la ciudad, lejos de los pueblos, un hombre ya muy mayor vivía en una montaña solo. O eso creían las personas que lo habían conocido. Pero no, él vivía rodeado de animales que le adoraban, en especial un pajarito más pequeño de lo normal que había crecido en su cuidado. Aquel pajarito que solo tenía al hombre iba cada día y le cantaba. Hasta que un día ya no volvió a hacerlo. El hombre murió. Y cuando lo hizo el pequeño pajarito le cantó durante todo el día para luego callar para siempre.
                                                                      Rey
Dientes

-¡Mamá! Se me ha caido un diente. ¿Hoy vendrá el Ratoncito Pérez? -dijo la niña.
-Sí, hija.
El niño extrañado miró a su madre que se abrigaba con una manta.
-Mamá, ¿qué es el Ratoncito Pérez? -preguntó.
La madre con cariño y pena lo miró:
-Es un ratón que les trae dinero a los niños que se les cae un diente, lo dejan bajo la almohada y al día siguiente en vez de estar el diente hay dinero.
-A mí se me han caído dientes antes ¿por qué no ha venido?
-No lo dejarías bajo la almohada.
A los pocos días se le cayó un diente y corrió a darle la noticia a su madre. A la noche miró el cartón donde dormía, no tenía almohada. Así que decidió coger una piedra y dormir sobre ella toda la noche. Al amanecer se despertó y al levantar la piedra el diente no estaba, pero tampoco le habían traído nada. Desilusionado miró a su madre que le observaba tristona.
-Mamá ¿por qué el Ratoncito se ha llevado mi diente pero no me ha traído nada?
La madre le levantó y lo abrazó mientras lloraba.
-No te preocupes, algún día lo hará.

                                                                                        Rey
Algo más que comida

-Chef era y eso seré siempre, pero algo le faltaba a mis platos, y ese algo era chispa. No sabía como darsela hasta el día que llegó a mi restaurante Charlotte. Fue mi iluminación. Ese día cociné diferente, cociné un nuevo e increíble plato. Ese plato iba dedicado a ella. Recuerdo acercarme a tu mesa con el plato y entregárselo. También recuerdo su sonrisa al degustar lo.
-¿Volvió a saber de ella?
-No, cuando se marchó del restaurante no la volví a ver.
-Bien, creo que con esto tenemos suficiente. La noticia del exitoso plato Charlotte se hará pública pronto.
-Gracias.
-No, gracias a usted, señor chef -dijo el periodista.

                                                                                 Rey

dimarts, 20 de març de 2018

#poesiablancadona



Ja hem començat a escalfar motors. Un no res queda per al Dia de la Poesia i enguany ens hem proposat inundar les xarxes de versos, omplir les orelles de rimes, cobrir els ulls de poemes. Ens ajudes?
Escriu els teus versos preferits a Instagram o a Twitter amb el #poesiablancadona, comparteix-los al mural físic de l'entrada del centre o recita'ls des de qualsevol de les sis parades establertes dins l'edifici.
Que no vols escriure ni recitar? Vine, doncs, a escoltar-nos.
foto de Biblioteca Sa Blanca Dona.

dilluns, 19 de març de 2018

I seguiexen arribant grans microrelats

Armadura de acero y corazón de hierro


Con otro intento fallido mi frustración aumentó al igual que el miedo. Y no era por las cuerdas que me rodeaban, si no a los hombres que deseaban matar me.
Mi fuerza y mi manejo de las armas no habían servido.
¿Qué fallaba? Solo había luchado con uno.
Lo pensé pero los ojos que me miraron me acobardaron. Mis soldados habían intentado liberarme  y estaban muerto, no quería eso para mí.
El hombre empezó a acercarse a mí con una sonrisa, me agarró del cuello.
-Tu hora.
Cerré los ojos, oí un grito, al abrirlos vi al hombre con una flecha clavada, y otros más alejados. Los demás cogieron sus espadas y una lluvia de flechas fue derivando los.
Las cuerdas se aflojaron y un hombre con casco y armadura de hierro me cogió del brazo.
-Gracias -dije.
Él se quitó el casco y dejó caer una cascada de pelo, era una mujer.
-Vamos, la distracción no durará mucho tiempo.
Distracción, ingenioso.
-¿Quienes sois?
-Las guerreras.
La lluvia de flechas terminó y nos escondimos en el bosque.


Todo el reino me miró sorprendido cuando acabé de relatar hazaña. Entonces el pueblo estalló en aplausos.
                                   

                                                                                                    Rey

Simples palabras

Con buena letra escribió las siguientes palabras a la chica de la primera fila:

        Me gustas, y deseo un beso tuyo, te espero en la esquina al final de las clases.
                                                                        
                                                                                    Jorge

Dobló el simple papel y se lo pasó a su mejor amigo Diego para que lo entregara.
Al final de las clases esperó en la esquina y cuando escuchó unos pasos cerró los ojos por el nerviosismo, giró sobre sí y le plantó un beso a aquella chica. Al separarse abrió los ojos esperando sus ojos grises pero en vez de esos vió los ojos marrones de Diego.
A partir de ese día no volvió a fijarse en las chicas

                                                                                                                 Rey

Con los ojos cerrados

Con los ojos cerrados, imaginó.
Imaginó poder volar.
Imaginó poder ir a ella.
Imaginó poder verla,
hablarle y tocarla…
Abrió los ojos.
En el suelo estaba.
Lejos de ella también.
Ni la veía, ni le hablaba
y ni la tocaba...
Pero feliz estaba, de haber podido imaginarla.

                                                              Rey

Adiós

Con un tierno beso en la frente dejó el canasto que en su interior un bebé envuelto en mantas miraba a su madre por última vez.
Entre lágrimas la madre desapareció en la oscuridad y de ella no volvió a saber nada el bebé.
Meses después el niño fue adoptado.
Vivió una infancia feliz.
Entonces el pequeño creció y su interés por su madre biológica aumento.
La buscó, pero no la encontró.
Rendido, se graduó en medicina para ayudar a la gente, sobre todo a los niños.
Un día una señora llegó de urgencia.
No le quedaba mucho.
Se acercó a la camilla y la miró, no lo pudo evitar.
La señora lo atrajo a sí y le dio un tierno beso en la frente.
El chico, sorprendido, se dio cuenta de que la había encontrado.
Y de que ella no lo había abandonado.

                                                             Rey

Campo

La niña cogió la flor.
La flor era bella.
La abeja deseaba la flor.
A la niña no le gustaba la abeja.
La niña era la flor.
Y en el suelo acabó.
Porque huyó de la abeja.
La flor ya no era bella.
La niña ahora no tenía la flor.
Y la abeja no tenía a la niña.
                                            Rey

Cartas

Tenía un secreto, y ese secreto era que todas las cartas que recibían las personas que vivían en este edificio las leía yo antes.
Cuando llegaban me las llevaba a mi piso y las abría con ilusión.
Me imaginaba que eran para mí. Y cuando las leía las dejaba en un sobre nuevo. Pero un día me descubrieron. Y no volví a leer sus cartas.
Ahora siempre que me cruzo con alguien en el edificio me mira mal. Pero me da igual. Porque ahora yo tengo mis propias cartas y sé que son mejores de las que ellos tendrán nunca.

                                                                                     Rey