dilluns, 29 de febrer de 2016

A la divina proporció

A ti, maravillosa disciplina,
media, extrema razón de la hermosura
que claramente acata la clausura
viva en la malla de tu ley divina.
A ti, cárcel feliz de la retina,
áurea sección, celeste cuadratura,
misteriosa fontana de mesura
que el universo armónico origina.
A ti, mar de los sueños angulares,
flor de las cinco formas regulares,
dodecaedro azul, arco sonoro.
Luces por alas un compás ardiente.
Tu canto es una esfera transparente.
A ti, divina proporción de oro.

Aquest és el poema que Rafael Alberti va decicar a la divina proporció, el número auri, al número phi, demostrant així com dues disciplines tan allunyades i diferents es poden unir per crear bellesa.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada